Ministerios de Varones Guías Organizativas: Introducción

Domingo tras domingo, pastores, pastoras y ministros de la Iglesia de Dios suben a sus púlpitos desde donde frecuentemente le predican mayormente a…mujeres y niños (si no hay iglesia de niños). Sucede tan a menudo que lo damos por sentado. Esta situación no ocurre solamente en nuestra denominación; es la norma en muchas iglesias evangélicas. Los hombres se encuentran afuera de las puertas de la iglesia, en el campo de golf, en el juego de fútbol o en la bolera, ausentes de la casa de Dios. En los Estados Unidos de hoy los hombres representan el segmento de la población que con mayor rapidez está abandonado su fe en Dios. Por lo general se adhieren al secularismo que es una “religión” por derecho propio cuyo crecimiento amenaza la libertad de vivir para Cristo tanto de sus seguidores, como de todos los demás.

¿Por qué? Una de las razones es que muchas iglesias carecen de una organización en donde los hombres puedan confraternizar, aprender acerca de Dios, a vivir para él y servirle de un modo significativo. Cuando decimos “organización” no estamos refiriéndonos al tipo de estructura casi gubernamental que ha sido común en las iglesias. Nuestra meta es facilitar equipos ministeriales de hombres que estén unidos por el amor a Jesús y del uno al otro, discipulados en los fundamentos del cristianismo, que sepan interactuar con otros de un modo cristiano y que sean enviados al servicio de los perdidos y heridos alrededor del mundo.

Los Ministerios de Varones Edificadores de Vida (y la Confraternidad de Varones de la Iglesia de Dios que le precedió) han estado ministrándoles a los hombres mucho antes que surgieran organizaciones como los Cumplidores de Promesas y la Coalición Nacional de Ministerios para Hombres. Nosotros hemos estado aliados a estas organizaciones desde hace mucho tiempo. Pero nuestro mundo está cambiando y tenemos que cambiar mientras le servimos al “Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” (Santiago 1:17b). Los ministerios para varones tienen que enfatizar las relaciones y atender tanto las necesidades de los recién convertidos, como de aquéllos que han caminado junto al Señor por muchos años.

Nos complace presentarles este breve bosquejo que les ayudará a organizar un significativo ministerio para los varones en sus iglesias locales. Este ministerio no tan sólo tocará los corazones y cambiará las vidas de los hombres, sino que además transformará sus familias y el mundo que les rodea, para que los hombres de su iglesia “anden como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz” (Colosenses 1:10-12).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.